Datos que confirman la barbarie

0
192

Texto: © Mª Ángeles Fernández

Save the children ha publicado un informe en el que analiza cerca de 400 sentencias judiciales de casos de abusos sexuales contra la infancia en España. En ocho de cada diez casos el agresor es una persona conocida o del entorno familiar.

“Cristina, hoy no callo. Murió y lloré. Era lo normal. Tu padre fallece, tú lloras. Solo tienes 11 años. Pero reconoces que no es el dolor, sabes que es de alegría, de alivio. Esa fui yo. De los cuatro a los once años, esa persona que debería quererme, protegerme, solo abusó de mí cuando mi madre (trabajadora incansable y la única que lo hacía) no estaba. No sé ni cómo mi cerebro normalizó aquello, lo desconozco, imagino que estaba alineada, y amenazada por él. Jamás lo he contado. Tengo 52 años (…)”.

Desde el verano, la periodista Cristina Fallarás usa su cuenta de Instagram para compartir los mensajes que le envían mujeres sobre situaciones de agresión sexual o de violencia machista que han vivido en su vida. Como contaba la comunicadora en Pikara Magazine, ella hace de canal para construir una narración conjunta.

Una de cada cinco niñas, niños y adolescentes en España es víctima de alguna forma de violencia sexual

Muchos testimonios son anónimos. Muchos, también, son de agresiones durante la infancia. Este ejercicio espontáneo de relatos demuestra lo que varios organismos llevan denunciando años: una de cada cinco niñas, niños y adolescentes en Europa, y en España, es víctima de alguna forma de violencia sexual. Save the children acaba de publicar un nuevo informe en el que subraya que en ocho de cada diez casos de abusos sexuales contra la infancia el agresor es una persona del entorno familiar o conocida del niño o niña, y el 96 por ciento de los abusadores no tiene antecedentes penales relacionados con violencia sexual… SEGUIR LEYENDO en Píkara Magazine

© Píkara Magazine. Noviembre 2023. Todos los derechos reservados. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí