Su Berenice

1
462

—No te preocupes querida. Madeleine yace ya en lo profundo del mar. Al fin podemos estar juntos. —Susurró Charles abrazando por la espalda a su amada Berenice—. Fue fácil. Unas copas de más y piedras en los bolsillos.

[Un gemido]

—Sí. Duerme. Aún queda mucha noche y mañana nos espera un largo viaje, amor mío.

La profunda oscuridad de la noche imperaba en aquella habitación. El enfermo de amor se abrazó más a ella, cerrando ya los ojos.

Algo despertó a Charles en mitad de la madrugada. Percibió los ojos de su Berenice contemplándolo.

—¿No duermes? —preguntó Charles con dulzura.

—Nos espera un largo viaje. — respondió aquella voz.

Madeleine lo besó con fuerza. Charles aterrado percibió con repulsión todo el sabor a mar de aquella boca.

© Verónica Vázquez. Febrero 2024

Artículo anteriorVIII. CONCLUSIONES
Artículo siguienteJavier Menéndez Flores. Cronista de almas y narrador de susurros oscuros
Santiago de Compostela 1978. Tiene formación y experiencia en secretariado. Pero su verdadera pasión siempre ha sido el cine y la literatura. Seguidora del género de suspense. También siente fascinación por el cómic de terror clásico considerándolo un exquisito arte. Gusta escribir sus historias como una película. De gran imaginación, en el año 2020 publica dos novelas de suspense en sello digital de Grupo Planeta, Click ediciones. En 2022 un audiolibro de «La sombra de Marcos» en plataforma Nextory. En 2023 comienza a realizar colaboraciones con microrrelatos de terror, en revista literaria «Hojas Sueltas» En abril del 2023 gana convocatoria de relatos en la revista LO DESCONOCIDO con el relato de terror EL PASILLO.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí