VIII. CONCLUSIONES

0
273

Es necesario:

1.- Apelar a la necesidad de unir claramente la figura del Criminólogo como operador ineludible para las ciencias que componen la Enciclopedia de las Ciencia Penales.

2.- Comprender que la Criminalística actúa cuando fracasa la Criminología como ciencia preventiva, así pues, el criminalista del siglo XXI no puede seguir siendo un mero operario con conocimientos técnicos o científicos en una ciencia o varias ciencias forenses, de forma aislada, sino que se le deben requerir unos conocimientos básicos para actuar como parte de la maquinaria de las ciencias que componen la Enciclopedia de las Ciencia Penales.

3.- Encajar la Criminalística en un nuevo y más amplio marco, insertándola en el contexto del “fracaso de la Criminología Preventiva”.

4.- Vincular claramente la Criminología y la Criminalística como parte de un todo, en donde estas ciencias deben trabajar conjuntamente, pues la constante evolución del delito y el rápido aprendizaje de los delincuentes, exigen a la conjunción Criminología-Criminalística avances constantes, pues los conocimientos de una frente a otra y viceversa son absolutamente precisos para avanzar en el campo de la prevención, campo que actualmente se debe abordar desde una nueva perspectiva que la “Criminología Preventiva” impone, que no solo actúe cuando se materializa una conducta tipificada como delito, sino también cuando se materialice cualquier riesgo que pueda impedir el normal funcionamiento de una institución u organización.

5.- Que la materialización del riesgo sea investigada por criminalistas multidisciplinares bien formados, y capaces de ofrecer el adecuado feedback a la Criminología, aumentando así su potencial preventivo.

6.- Que los estudios de Criminalística y por tanto el conjunto de Ciencias Forense que la conforman estén inmersos dentro del concepto Criminología y no referenciados a otras disciplinas que vienen reivindicándolos (Medicina Legal), que si bien presenta el necesario carácter científico en cuyo marco debe insertarse la Criminalística y el resto de Ciencias Forenses, no deben apartarse de ningún modo del ámbito de la Criminología y por tanto del Derecho Penal y la Enciclopedia de las Ciencia Penales.

Apostar por la criminología preventiva y los sistemas inteligentes de análisis y gestión del riesgo es una necesidad ineludible de las organizaciones e instituciones del siglo XXI. Solo se puede actuar desde la acción.

© Dr. Sergio Fernández Moreno. Febrero 2024. Todos los derechos resevados. 

Artículo anteriorLos cuentos de Belén
Artículo siguienteSu Berenice
Director Técnico del Laboratorio de Criminalística de la Universidad de Cádiz. Profesor Investigador del IAIC sección de Cádiz. Director de Área Industrial e Ingeniería – Codirector del Área de Estudios de Seguridad – Coordinador de las áreas de Ciencias Biológicas y Medicina Legal e Identificación y Antropología Física del Laboratorio de Criminalística de la Universidad de Cádiz. Con un amplísimo bagaje de formación, titulación e investigación. Miembro del Grupo de Investigación SEJ-541 «Retos en la Sociedad Contemporánea» Universidad de Almería. 2018. Profesor Investigador en el Área de Criminalística Forense, del Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología, Sección dela Universidad de Cádiz, desde 2016. Investigador del Laboratorio de Antropología de la Universidad de Granada el Área de Antropología Física y Forense, desde 2004.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí