VII. CRIMINALÍSTICA COMO FRACASO DE LA CRIMINOLOGÍA

1
124

Es ahora cuando podemos referenciar la Criminalística en un nuevo y más amplio marco, insertándola en el contexto del “fracaso de la Criminología Preventiva”, intento explicarme.

Si por Criminalística entendemos una ciencia que se encarga de investigar o indagar en los hechos presuntamente criminales, intentando averiguar el qué, quién, cómo, cuándo y dónde de los hechos acontecidos, y por Criminología una ciencia que compone la Enciclopedia de las Ciencia Penales que estudia el delincuente, su ámbito social, el delito, sus causas y la forma de prevenirlo, debemos entender que la primera interviene cuando la actividad preventiva de la segunda no ha surtido efecto y se ha materializado el delito de una u otra forma, poniendo así en marcha la maquinaria del Derecho Penal, primero encaminada al esclarecimiento de los hechos mediante el conjunto de Ciencias Forenses que concurren en la Criminalística para identificar qué ocurrió, cómo y quién o quiénes son los autores, y en una segunda fase, aplicando el Derecho Penal, la tipicidad y la pena al autor o autores del delito, una vez instruido y juzgado el hecho.

Después de este conjunto de actuaciones procesales, la Criminología seguirá actuando en su faceta preventiva para incidir en la reinserción del delincuente, pretendiendo evitar la recaída en el delito que precisaría nuevamente la intervención de la Criminalística, actuación que pondría de manifiesto el fracaso de la criminología preventiva en su faceta rehabilitadora del delincuente.

Por ello y para terminar, se podrá decir que la Criminalística actúa cuando fracasa la Criminología como Preventiva, así pues el criminalista del siglo XXI no puede seguir siendo un mero operario con conocimientos técnicos o científicos en una ciencia o varias ciencias forenses, de forma aislada, sino que se le deben requerir unos conocimientos básicos para actuar como parte de la maquinaria de las ciencias que componen la Enciclopedia de las Ciencia Penales y de sus ciencias auxiliares, siendo sin duda la Criminología, como ciencia multidisciplinar, la más adecuada para adquirir estos conocimientos previos y necesarios para abordar la Criminalística como conjunto de ciencias forenses que servirán para auxiliar al Derecho, no solo cuando se materialice una conducta tipificada penalmente, sino también cuando se materialice cualquier riesgo que pueda impedir el normal funcionamiento de una institución u organización.

© Dr. Sergio Fernández Moreno.Febrero 2024. Todos los derechos reservados 

Artículo anteriorUNOS SEXQUIHAIKUS TIERNOS Y ERÓTICOS SIN ENCAJAR
Artículo siguienteEl amor puede esperar
Director Técnico del Laboratorio de Criminalística de la Universidad de Cádiz. Profesor Investigador del IAIC sección de Cádiz. Director de Área Industrial e Ingeniería – Codirector del Área de Estudios de Seguridad – Coordinador de las áreas de Ciencias Biológicas y Medicina Legal e Identificación y Antropología Física del Laboratorio de Criminalística de la Universidad de Cádiz. Con un amplísimo bagaje de formación, titulación e investigación. Miembro del Grupo de Investigación SEJ-541 «Retos en la Sociedad Contemporánea» Universidad de Almería. 2018. Profesor Investigador en el Área de Criminalística Forense, del Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología, Sección dela Universidad de Cádiz, desde 2016. Investigador del Laboratorio de Antropología de la Universidad de Granada el Área de Antropología Física y Forense, desde 2004.

1 COMENTARIO

  1. Querido Sergio: Me recuerda a la diferencia que habría entre un medico y un cirujano, lo último es el fracaso del primero. Es interesante que lo comentes porque aclara algo tan sencillo y sin embargo decisivo en la ardua lucha contra el crimen. Un abrazo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí