3 – El arte de contar historias: Errores a evitar y métodos para escritores noveles

0
445

La escritura es un viaje personal y, a menudo, solitario, pero está lleno de aprendizajes comunes que muchos autores experimentan en sus comienzos. Al analizar los errores más significativos de los escritores noveles, no solo podemos ofrecer soluciones, sino también guiarlos hacia un camino más gratificante y productivo en el arte de escribir.

Los errores del Autor Novel: Guía para evitar las trampas comunes en la escritura

La escritura, esa valiente aventura de plasmar el pensamiento en palabras, es un arte que muchos deciden emprender pero pocos dominan sin antes tropezar. Para el autor novel, cada página en blanco es un nuevo mundo por descubrir, lleno de posibilidades pero también de desafíos. A lo largo de esta exploración, hay errores comunes que, aunque parte del proceso de aprendizaje, pueden ser evitados o corregidos para mejorar la calidad de la obra y el disfrute del proceso creativo.

1. No definir un público objetivo

Uno de los primeros errores es escribir sin tener en mente a un público específico. Conocer a quién se dirige el texto ayuda a ajustar el tono, el estilo y el contenido para conectar mejor con los lectores. Solución: Antes de comenzar a escribir, es esencial definir un perfil general del lector ideal. ¿Es un adolescente aficionado a la ciencia ficción? ¿O quizás un adulto interesado en la historia medieval?

2. Falta de estructura y planificación

Muchos autores noveles se lanzan a escribir sin un plan claro, lo que puede resultar en narrativas desordenadas o tramas que pierden foco. Solución: Escribir un esquema o tener una idea general de la trama, personajes principales y el clímax puede guiar el proceso de escritura, manteniendo la coherencia y permitiendo ajustes creativos sobre la marcha.

La estructura y la planificación son fundamentales para la escritura efectiva, y existen diversos estilos y enfoques que los autores pueden adoptar dependiendo de sus preferencias personales, el género en el que escriben y el objetivo de su texto. Ampliando sobre la base de los errores comunes de los escritores noveles, exploramos algunos de los estilos más comunes de escritura en relación con la estructura y planificación:

1. La planificación detallada (El arquitecto)

Los escritores que prefieren este estilo suelen planificar exhaustivamente antes de escribir una sola palabra de su texto. Esto puede incluir detallados esquemas de capítulos, descripciones completas de personajes, y mapas de la trama que cubren el arco narrativo de principio a fin.

    • Ventajas: Esta técnica puede minimizar la necesidad de grandes revisiones y asegurar una trama cohesiva y bien pensada.
    • Desafíos: Puede resultar en rigidez creativa, donde el escritor se siente obligado a seguir el plan inicial incluso cuando surgen nuevas ideas inspiradoras durante el proceso de escritura.
2. La escritura orgánica (El jardinero)

También conocido como “pantalones”, en referencia a escribir “por el asiento de tus pantalones”, este estilo se caracteriza por una mínima planificación previa. Los autores se sumergen en la escritura para descubrir la historia a medida que avanzan, permitiendo que los personajes y la trama se desarrollen de manera orgánica.

    • Ventajas: Fomenta la creatividad y la espontaneidad, permitiendo que las sorpresas surjan naturalmente.
    • Desafíos: Puede conducir a inconsistencias en la trama o a callejones sin salida narrativos, requiriendo potencialmente significativas revisiones posteriores.
3. La estructura basada en puntos clave

Este enfoque es un término medio entre la planificación detallada y la escritura orgánica. Los escritores establecen ciertos puntos clave o eventos cruciales en la trama pero dejan abiertas las rutas específicas para llegar a ellos.

    • Ventajas: Proporciona una guía general sin restringir la exploración creativa en el proceso de escritura.
    • Desafíos: Requiere habilidad para mantener el equilibrio entre la adherencia a los puntos clave y la adaptación a las nuevas ideas que surgen.
4. La estructura no lineal

Este estilo implica escribir escenas o capítulos fuera de orden, no siguiendo una secuencia cronológica. Es útil para autores que visualizan momentos específicos con claridad pero aún están trabajando en conectar esos momentos de manera cohesiva.

    • Ventajas: Permite explotar la inspiración en momentos específicos, facilitando a veces el desbloqueo del escritor.
    • Desafíos: Puede ser complicado ensamblar las piezas de manera que la narrativa fluya de forma lógica y emocionalmente coherente.
5. El método del “Copo de Nieve”

Desarrollado por Randy Ingermanson, este método combina varios niveles de planificación, comenzando con una premisa simple que gradualmente se expande en un esquema detallado a través de pasos sucesivos. Cada “paso” profundiza más en los personajes, la trama y los detalles del mundo.

    • Ventajas: Ofrece un enfoque sistemático que gradualmente complica la historia de una manera manejable.
    • Desafíos: Puede ser un proceso lento, ya que requiere una inversión significativa de tiempo en la planificación antes de comenzar la escritura propiamente dicha.

La elección del estilo de estructura y planificación depende en gran medida de la personalidad del escritor, sus objetivos y el proyecto específico en el que está trabajando. Algunos autores pueden incluso encontrar que su enfoque varía de un proyecto a otro. Lo más importante es reconocer la flexibilidad inherente en el proceso creativo y estar abierto a experimentar con diferentes métodos hasta encontrar aquel que mejor se adapte a su flujo de trabajo y necesidades narrativas. Al final, la estructura y la planificación no son fines en sí mismos, sino herramientas para facilitar la realización de visiones creativas.

3. Ignorar la importancia de la revisión

La revisión es tan importante como la escritura misma, pero a menudo es subestimada. Un texto sin revisar puede estar lleno de errores gramaticales, de puntuación y de estilo que distraen al lector. Solución: Después de terminar un borrador, es crucial tomar un descanso antes de revisar el texto con ojos frescos. Además, la ayuda de correctores de estilo o incluso de otros lectores puede ofrecer perspectivas valiosas.

4. Uso excesivo de adjetivos y adverbios

En el intento de hacer la prosa más viva, los escritores principiantes a menudo abusan de adjetivos y adverbios, cargando las oraciones y restándoles fuerza. Solución: La precisión es clave. Es mejor optar por verbos y sustantivos fuertes que describan eficazmente sin necesidad de tantos adornos.

5. No leer suficiente

La escritura no vive en el vacío; se nutre de la lectura. Algunos autores noveles escriben sin haber leído ampliamente, lo que limita su comprensión de diferentes estilos, géneros y técnicas literarias. Solución: Leer diversamente y con frecuencia es fundamental. La lectura no solo mejora el vocabulario y la comprensión del idioma, sino que también inspira y enseña a través de ejemplos.

6. Temor al fracaso y perfeccionismo paralizante

El miedo a no estar a la altura o a recibir críticas negativas puede llevar a algunos autores a no terminar sus obras o a no compartirlas. Solución: Aceptar que todo proceso de escritura implica errores y aprendizaje. Es importante establecer metas realistas, ser compasivo consigo mismo y estar abierto a la retroalimentación constructiva.

7. Desconocer el mercado editorial

Para aquellos que aspiran a publicar, una falta de conocimiento sobre el mercado editorial y los procesos de publicación puede ser un obstáculo. Solución: Investigar y entender el mercado editorial es crucial. Asistir a talleres, seminarios y leer sobre el tema puede ofrecer claridad y estrategias para abordar la publicación de manera efectiva.

Al abordar estos errores comunes, el autor novel no solo mejora su técnica sino que también enriquece su experiencia como escritor. La escritura es un viaje de constante aprendizaje, donde cada error es una lección que nos acerca un paso más a la maestría del arte de contar historias.

© Redacción. Anxo do Rego 

Artículo anteriorLa radio puesta
Artículo siguienteVittorio Sgarbi, subsecretario de Patrimonio Cultural de Italia investigado por falsificación
HOJAS SUELTAS Diario Cultural es una apuesta del Grupo Editorial REGINA EXLIBRIS por la literatura y las artes en todas sus manifestaciones. Nuestro carácter independiente nos permite presentar la mayoría de los títulos publicados sin restricciones comerciales, destacando tanto a autores consagrados de épocas pasadas como a escritores contemporáneos que introducen nuevas tendencias literarias. Ofrecemos varias secciones diseñadas para satisfacer a los entusiastas de la literatura en sus diversos géneros, ahora plurilingüe, en dos lenguas: Español + otro en paralelo, según el contenido de la información. Además, somos una plataforma abierta para aquellos que desean compartir sus esfuerzos creativos a través de relatos, ensayos, reflexiones y reseñas literarias. En HOJAS SUELTAS, nos distinguimos por nuestra pasión y compromiso con la cultura, ofreciendo un espacio único y diverso. No pretendemos ser especiales, simplemente diferentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí