Juan Ramón Biedma. Sombras y luces en el laberinto negro

0
294

Año tras año, festival tras festival me llevaron a conocer personalmente a Juan Ramon Biedma. Me conquistó su amabilidad, personalidad y buen hacer en la literatura, especialmente en el género negro. Por ello no dudo alentar a cuantos me solicitan un título de novela negra para leer, acudan a una librería a comprar un ejemplar de cualquiera de sus novelas.

Juan Ramón siempre tiene tiempo para intentar encontrar algún hecho interesante donde localizar un resquicio y bucear en el alma de la gente, de sus personajes para darles ese cariz novelesco que imprime en cada una de sus obras.

Nació en Sevilla en 1962 y es especialmente reconocido por sus novelas de género negro y misterio. Aunque comenzó estudiando Derecho en la Universidad de Sevilla, no completó sus estudios ya que no aspiraba a ser abogado. En lugar de ello, su carrera tomó un rumbo distinto hacia la gestión de emergencias, una actividad que ha sabido compaginar con ser locutor radiofónico, editor de libros, guionista y crítico cinematográfico.
Su trayectoria literaria se inició con notable éxito gracias a su primera novela, “El manuscrito de Dios” (2005), que recibió una Mención Especial del Jurado en el II Premio de Novela de la Semana Negra de Gijón en 2004 y fue finalista del Memorial Silverio Cañada. Este debut marcó el comienzo de una fructífera carrera literaria, durante la cual ha recibido varios reconocimientos por su contribución al género negro y de misterio​​​​.

Se ha consolidado como una de las voces más destacadas y originales dentro del género negro en la literatura española contemporánea. Ha logrado, a través de su obra, dibujar un universo literario propio, en el que se entremezclan el misterio, la intriga y una profunda reflexión sobre la condición humana. Su capacidad para tejer tramas complejas, dotadas de personajes ricos en matices y situaciones que rozan los límites de lo real, lo convierten en un referente indiscutible para los amantes del género.
Tiene la habilidad de crear atmósferas cargadas de tensión y misterio, utilizando la ciudad, especialmente Sevilla, como un personaje más en sus narrativas. La descripción detallada de los escenarios urbanos aporta un fondo inquietante y a veces claustrofóbico a sus historias.
Sus protagonistas suelen ser personajes profundamente marcados por sus experiencias pasadas, lo que los lleva a enfrentarse a dilemas morales complejos. Esta profundidad psicológica dota a sus obras de un realismo perturbador y emocionalmente intenso.
Se aleja de las estructuras narrativas lineales, optando por técnicas más complejas como saltos temporales, múltiples puntos de vista y la inserción de textos dentro de textos, lo que enriquece la experiencia de lectura y añade capas de significado a sus obras.
La obra de Biedma se encuentra influenciada por grandes nombres del género negro y de la literatura en general, desde clásicos, hasta contemporáneos como Dennis Lehane y James Ellroy. Sin embargo, también se detecta la huella de autores españoles como Manuel Vázquez Montalbán, cuya obra ha tenido un profundo impacto en la forma en que Biedma concibe sus personajes y tramas. Sus obras se caracterizan por explorar temas como la corrupción, la búsqueda de justicia, la redención y la complejidad moral. A menudo se adentra en aspectos oscuros de la sociedad, como el crimen organizado, los secretos familiares y la lucha interna entre el bien y el mal, utilizando estos elementos para reflexionar sobre la naturaleza humana y la sociedad contemporánea.

El género negro, en manos de Juan Ramón Biedma, se transforma en un vehículo para indagar en las preguntas más profundas sobre la vida, la moralidad y la existencia humana, haciendo de sus obras una contribución valiosa y única al panorama literario actual.
A lo largo de su carrera, ha cultivado un extenso corpus literario, el cual incluye tanto novelas como contribuciones en antologías y obras colectivas.

Su amplia bibliografía de novelas y colaboraciones en antologías, es prolija por lo que citaré, para quienes deseen conocer su trayectoria literaria, abrir su página oficial:

https://www.juanramonbiedma.es/

No obstante me permito reflejar mi visión sobre su más reciente novela: CRISANTA.

Juan Ramón Biedma, como autor consagrado en el género negro y laureado con importantes premios, nos presenta en “Crisanta” un thriller ambientado en la convulsa Sevilla de 1936, tras el golpe de Estado. La novela emerge como un cuento de fantasmas tejido en el marco de la Guerra Civil, entrelazando el cine marginal de los años treinta, las sociedades esotéricas victorianas y una Sevilla atrapada en el espejo deformante de la historia.

“Crisanta” se distingue por ser una obra coral, donde personajes como Crisanta, Chacón Carter, y Serrador, junto a un variopinto conjunto de secundarios, despliegan una trama de intrincadas conexiones y secretos. La búsqueda de un tríptico desaparecido de Jan Van Eyck sirve de catalizador para una historia que sumerge al lector en una Sevilla asediada, donde la represión, el misterio y lo paranormal se entrelazan con maestría.

El estilo narrativo de Biedma, marcado por un presente omnisciente y capítulos que varían en longitud según el ritmo de la acción, contribuye a una lectura ágil y absorbente. La novela, además, es un ejercicio de destreza en mezclar hechos y ficción, ofreciendo al lector un juego de realidades entremezcladas donde lo fantástico y lo históricamente riguroso se dan la mano.

La Sevilla que Biedma retrata es un personaje en sí misma, mostrada en sus múltiples facetas: desde su belleza arquitectónica hasta sus rincones más oscuros y olvidados. La ciudad, siempre más lluviosa y sombría en la pluma de Biedma, se convierte en el escenario perfecto para esta historia de fantasmas, sociedades secretas y misterios ancestrales.

La novela no solo es un thriller magníficamente construido, sino también un reflejo fiel de la sociedad sevillana del ’36, dividida entre los afines al nuevo régimen y aquellos que se esconden tras el silencio y la complicidad. A través de personajes como Crisanta y Juan Serrador, Biedma explora la picaresca y el expolio vivido durante la guerra, mientras que la investigación de sucesos paranormales en caserones sevillanos añade una capa de misterio e intriga.

En última instancia, “Crisanta” es una obra que cautiva no solo por su trama y personajes creíbles, sino también por el realismo con que retrata una de las épocas más oscuras de la historia española. El relato, en su esencia, es una crítica a la barbarie y el horror de la guerra, un recordatorio de los terrores y sufrimientos que estas desatan.

“Crisanta” de Juan Ramón Biedma se erige, pues, como una novela imprescindible dentro del género negro y la literatura española contemporánea, ofreciendo una lectura rica en matices históricos, culturales y humanos. Un relato que, más allá de su trama absorbente, nos invita a reflexionar sobre el pasado y sus fantasmas, que siguen resonando en el presente.

Cierro estas líneas con el anhelo ferviente de encontrarme nuevamente con este eminente narrador. Al estrechar su mano, aspiro a que un destello de su inigualable esencia literaria pueda, de alguna manera, transferirse a mí, enriqueciendo así mi percepción del mundo a través de las palabras. Con el más cálido y profundo de los abrazos literarios, espero ese momento.

© Anxo do Rego. Marzo 2024. Todos los derechos reservados.

Artículo anteriorC.O.W.L. 1. PRINCIPIOS DE PODER
Artículo siguienteTierra de furtivos – Óscar Beltrán de Ótalora
Narrador. Fundador, Director y Editor de la extinta editorial PG Ediciones. Actualmente Asesor y colaborador en Editorial Skytale y Aldo Ediciones, del Grupo Editorial Regina Exlibris. Director y Redactor del diario cultural Hojas Sueltas. Fundador de una de las primeras revistas digitales de novela negra «Solo Novela Negra» en la actualidad comosección en el diario HOJAS SUELTAS. Partícipa de numerosas instituciones culturales. Su narrativa se sustenta principalmente en la novela policíaca con dieciseis títulos del comisario del CNP, Roberto H.C. como protagonista principal. Mantiene su creatividad literaria con relatos, artículos y reseñas en algunas revistas digitales culturales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí