Cartagena Negra 2023 – Crónica 8 de Septiembre

0
219

Se inicia el cuarto día de Cartagena Negra con el Club de Lectura con Mala mar de Javier Rovira.

Imagen cedida por Manuel Acosta-Cartagena Negra

Seguidamente, el escenario del Teatro Circo recibe al que fue ganador del IV Premio de Novela Cartagena Negra en 2020, Marto Pariente con La cordura del idiota. En esta edición, nos presentó su última novela Las horas crueles de la mano de Manuel Acosta, que todos los años sorprende con algo nuevo.

Las horas las crueles se está catalogando como un Country noir. Manuel Acosta quiso que Marto se sintiera como en casa y se pusiera cómodo, pero a él le apretaba algo en la espalda, se sacó un arma y la puso en la mesa. Así, con esa «tensión», empezó a contestar a las preguntas de Manuel.

Le hizo rememorar aquel año pandémico, donde se le concedió el premio Cartagena Negra; Marto recordó con cariño a sus compañeros finalistas y en especial a Domingo Villar, que por desgracia ya nos dejó.

Las horas crueles surge de hacerse la pregunta «¿Qué supondría que un padre que se lleva a sus mellizos al bosque y vuelve sin ellos?». La historia comienza treinta años después, cuando ese padre sale de la cárcel después de cumplir condena por la desaparición de sus hijos. Él no recuerda nada y quiere averiguar que pasó con sus hijos. Ese fue el germen y las ideas que orbitan alrededor de la historia así como los juicios mediáticos.

En comparación con La cordura del idiota, la novela Las horas crueles, es más policíaca, con una trama más compleja y la misma trama esta por encima de los personajes, más densa y más trabajada. Para esta obra, Marto, tuvo que construir una gran interrogación desde el principio de la novela para que acompañara al lector desde la primera página hasta la última. La trama, en este tipo de historias, se sitúa por encima de los personajes.

Manuel reconoce que desde un principio, la lectura, obliga a los lectores a ponerse del lado del monstruo de Las horas crueles. En cuatro páginas nos enseña quien es el personaje principal.

«Para captar la atención del lector, más que describir los pasados de los personajes es mejor meterlos directamente en acción. Una novela de este tipo debe tener un pequeño valle, unas cuantas páginas para presentar al personaje».

Manuel le pregunta a Marto si se ha dado cuenta donde están en ese momento, no se había percatado: «Estamos casi en la asesoría de Frank y ya ha venido Constanza y ha dejado su tarjeta de visita». Marto se ríe «Sois muy detallistas».

Las horas crueles, es una crónica de la soledad, la corrupción, traumas infantiles y aborda además el peligro que suponen los juicios mediáticos. Manuel ha investigado de donde procede el título de la novela e invitó al autor a contar de dónde lo había sacado. Las horas crueles, sale del poema Los jardines del infierno, de Javier Pérez Walias. Se puso en contacto con él para pedirle permiso para usar este título para la novela.

«Qué horas crueles son esas para unos padres, las horas inmediatas a la desaparición de un hijo, que se convierten en años y en días».

De repente Manuel Acosta hizo una llamada y entró un camarero con botella y dos vasos, cambiando de escenario al Bublé «Esto es un bar de copas serio»; a la vez que preguntó al invitado por su personaje Samael. Un reto presentar a un malo malísimo al principio de la novela y conseguir que el lector se enganche.

Referente a los personajes, Manuel Acosta opina «A mí me pareció que los personajes estaban rotos en conjunto, sin embargo, entre ellos se apoyan y se recomponen».

«Me gusta mucho el viaje del héroe, la estructura clásica. Renuncio al héroe pero no al viaje, pero al héroe sí». (Marto Pariente)

Cerró la entrevista hablando de las referencias cinematográficas y musicales que aparecen en su obra.

Disfrutamos después de la proyección de otro cortometraje finalista Los pies fríos de Samantha López Speranza. Un padre vive con su hija que está enferma y va a morir. El padre hará lo que sea necesario para no perder lo único que da sentido a su vida. Incluyendo secuestrar a una mujer muy extraña en su sótano e intentar llegar a un acuerdo con ella.

REGIÓN DE MURCIA: COSECHA NEGRA

Pedro J. Martín, editor de Cosecha Negra presenta a cuatro de sus autores con sus obras. Todos ellos escritores de la región.

David Galindo con El arpista nos contó su experiencia como finalista del Premio Planeta. Es una novela de desapariciones, y de deserciones. Una crónica de conflictos internos y personajes en el marco de la Manga del Mar Menor de mediados de los años 60.

José Antonio Jiménez Barbero con Cuerda de presos. César Monfort, profesor de Lengua de un instituto granadino, entra en la cárcel después de acabar con la vida del hombre que maltrataba a su hija Cristina, de dieciocho años. Allí conocerá a Raúl Maya, un narcotraficante de temperamento conflictivo en quien logra despertar el interés por la lectura. La trama de la novela gira en torno a la relación que se establece entre dos seres tan diferentes y la conspiración que se cierne sobre el joven Raúl, orquestada por el jefe de un conocido clan de la droga de la Línea de la Concepción.

Manuel Susarte con la novela Cuando todos sean sombra. En una cala recóndita del litoral murciano aparece un cadáver desnudo y tatuado. Se irán sucediendo una serie de muertes extrañas todas conf tatuajes recientes. Ambientada en Cartagena en 1983, una época de profundos cambios en una sociedad española saliendo de una dictadura.

Ismael Orcero con Penitencia. Roger Green, agente de policía de la pequeña ciudad de Penitencia, recibe la misión de escoltar a un preso del penal de la Merced, el capitán retirado Justin Evans. Lo que parece una misión rutinaria se complica cuando su compañero es asesinado en un área de servicio y descubren que un ejército de sicarios ha llegado a la ciudad para acabar con la vida del veterano soldado.

Pedro J. Martín entabló una conversación con ellos sobre su trayectoria literaria, la forma de documentarse y trabajar las obras. Cerrando con una ronda de preguntas por parte del público.

Cerramos la jornada de viernes en Míster Witt Cafetería con el Concurso de microrrelatos en vivo «Deje aquí su sombrero», al cual se presentaron muchas personas, entre ellas algunos autores conocidos. La calidad de los microrrelatos muy alta y el flamante ganador fue:

¡EDUARDO FERNÁN-LÓPEZ!

¡ENHORABUENA AL GANADOR!

© Kika Sureda. Septiembre 2023. Todos los derechos reservados. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí