SIN FILTROS

0
110

Paloma Bravo –

Ana acaba de perder a su padre y escribe compulsivamente textos que no termina, Elena tararea la música de su adolescencia mientras pelea por el trabajo que merece y Sofía… Sofía, que es más joven, solo intenta mantener la lucidez. Estas tres amigas tan distintas lo comparten casi todo; especialmente los líos, las risas y la sinceridad.

Las tres tienen más de cuarenta, mucho pasado y un presente intensito: un ex maravilloso y otro tremendamente egoísta; madres mayores y de todos los colores (la libertaria, la reprochona y la que se ha hundido en el duelo) y, sobre todo, una adolescente que… ¿se podría devolver?

La maternidad, la pareja, la enfermedad, el edadismo, el desempleo… Ana, Elena y Sofía no se perdonan ni un drama, pero siempre encuentran tiempo para avanzar, para reírse y hasta para montar una revolución.

La Autora:

Paloma Bravo es autora también de Una historia de amores (Contraluz, 2022) y ha publicado otros seis libros. Dos de ellos (La novia de papá y La piel de Mica) se han llevado al teatro y otra de sus novelas (Solos) se estrenará en cines el año que viene. La escritora asegura que “esta es una novela «sin filtros» porque cuenta cosas que pasan todo el rato, a casi todo el mundo, y de las que no se habla, porque nos da vergüenza o porque nos da miedo. Ya va siendo hora de ponerlas sobre la mesa e intentar resolverlas, aliviarlas o, simplemente, acompañarnos mientras las llevamos como podemos.”

Es una obra que no se ahorra ningún tema de los que marcan a las mujeres mayores de cuarenta, de esos que la ficción suele edulcorar. El edadismo en el trabajo, el cuidado de los padres mayores, la maternidad en solitario o, incluso, lo difícil que es gestionar la adolescencia de un hijo. Las tres protagonistas de la novela han decidido dejar de aceptar lo que la vida les ofrece y empezar a pedir lo que se merecen: en el trabajo, en el amor y en la vida. Y, eso, claro, no siempre sale bien. Y, aunque Ana, Elena y Sofía tienen entre 40 y 50, es una novela que apela a todas las mujeres porque: ‘’todas somos hijas y todas tenemos amigas’’.

“A veces la ficción nos ha marcado unos baremos de amor romántico, éxito profesional o maternidad irreprochable que resultan inhumanos; y lo que necesitamos es, simplemente, saber que no estamos solas”, asegura Paloma Bravo. Porque, aparte del humor inteligente, esta novela destaca por el valor de la amistad. Dice también la autora que esta es una novela en “homenaje a ese acompañamiento sólido, alegre y vitalista que practicamos las mujeres”. En toda esa exigencia que “llevamos encima las mujeres —como madres, como hijas, como profesionales, como parejas, como amigas— Ana, Elena y Sofía son falibles, autocríticas y leales: a sus amigas y a sí mismas. Y verlas levantarse es un auténtico chute de energía”.

© Contraluz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí