Un recuerdo después del Holocausto

0
188

Un recuerdo después del Holocausto


Redacción.-

Los nietos del Holocausto reivindican la memoria a través del teatro

Carolina Perelman y Samuel Rotter firman este espectáculo inspirado en hechos reales, ocurridos en París tras finalizar la II Guerra Mundial.

La obra recupera la historia de amor de dos jóvenes judíos, Anna y Zygmunt, los abuelos de Samuel Rotter, en una reflexión sobre la memoria individual y colectiva y el poder transformador del amor.

Zygmunt Rotter es uno de los supervivientes de la Lista de Schindler y Anna Rzechte escapó del gueto de Varsovia con tan solo 13 años. 

Mi abuelo Zygmunt Rotter (Cracovia, 1920) es uno de los sobrevivientes de la Lista de Schindler y mi abuela Anna Rzechte (Varsovia, 1930) vivió años dentro del gueto de Varsovia hasta que valientemente logró escapar con tan solo 13 años. Ambos perdieron todo durante la guerra y aún así, a pesar del trauma, la soledad y las limitaciones del lenguaje, fueron capaces de rehacer sus vidas en Latinoamérica”. Así se acerca Samuel Rotter, coautor del espectáculo junto a la directora Carolina Perelman, a Un recuerdo después del holocausto, que podrá verse en el Teatro Infanta Isabel de Madrid el 17 y 18 de junio. 

La obra, inspirada en hechos reales, recupera la historia de Anna y Zygmunt en una reflexión sobre la memoria histórica, individual y colectiva. Es también una reivindicación del poder transformador del amor que invita a pensar en la crisis migratoria global, en las miles de personas que hoy buscan refugio huyendo de la guerra, la miseria y la violencia. “Las historias de Zygmunt y Anna pueden ser consideradas por algunos como del pasado lejano”, explica Rotter,  “pero Anna, mi abuela, sigue viva, su historia se sigue escribiendo y en términos históricos lo que le tocó vivir sucedió ayer. Aun así hay muchos que no saben lo que ella y millones de personas como ella tuvieron que vivir. Si no reconocemos el daño que podemos causar, somos capaces de hacerlo de nuevo. Hoy miles de personas en Ucrania, en Venezuela y Afganistán se han visto forzados a dejar todo atrás. Muchos de ellos están en España. Su historia sigue más vigente que nunca”. 

“En esta pieza exploramos la complejidad de la memoria humana”, explica Carolina Perelman, “Anna lucha toda su vida por mantener vivo en el recuerdo la primera vez que conoció a Zygmunt, en una cafetería del París de 1954. Confrontamos el presente, explorando temas como la identidad y el impacto del holocausto en sus víctimas”.  A través de múltiples fases el público es invitado a presenciar cómo el recuerdo de aquel día se transforma en la mente de Anna a lo largo del tiempo, una transformación que revelará la tragedia de sus pasados pero también la manera en que lograron salvarse el uno al otro. 

Sara Batuecas, Fernando Bodega, Ksenia Guinea, Ángela Aguilar López y Fran Martínez Vélez forman el elenco de Un recuerdo después del holocausto, sexto espectáculo de Producciones NAU, compañía con residencia en Madrid fundada por Carolina Perelman y Samuel Rotter. 

Información facilitada por

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí